martes, 7 de mayo de 2013

La Puerta de Alcalá

Cuando Marisa hablaba por teléfono conmigo, para ver si le podía hacer una tarta con la Puerta de Alcalá, me quedé un poco bloqueada, no la tenía en mente, y no quería comprometerme con algo que no estaba segura de poder hacer, así que le pedí que me dejara esa noche mirar las fotos de la puerta para ver cómo era y si se la podía hacer de pie, aunque ella me decía, que en plano también estaba bien, y que me perdonaba los angelitos, jejeje.
Cuando vi las fotos , y después de casi hacer un proyecto de construccion, a la mañana siguiente le dije que sí que se la hacía, y que intentaría hacerla de pie.

Después de unas cuantas horas, éste fue el resultado:


 La Puerta montada, asemejando a la redonda y las combinaciones de flores preciosas que tiene tanto delante como detrás.


 Marisa tuvo el detalle de decirme que no me imaginaba lo que había triunfado la tarta,  y que la cumpleañera se quedó fascinada.

1 comentario:

  1. UN trabajo de matricula de honor. Fantastica la puerta.

    ResponderEliminar